domingo, 4 de marzo de 2018

Hartos

      - Estoy harto de mujeres que buscan un marido.
      - ¿A qué te refieres?
      - A mujeres que te piden que les arregles cosas y, si lo haces, te permiten follarlas.
      - ¿Te piden que les arregles cosas?
      - Sí. Y las peores son las que no te lo piden:
             - Oye, ¿sabes que se me ha estropeado el grifo?
             - ¿Ah, sí? ¿Y qué?
             - No, nada. Que se me ha estropeado.
      - ¿Y ante eso nunca se te ha ocurrido darles el número de un fontanero?
      - Pues no. He preferido pasar.
      - Entiendo. Yo estoy harta de hombres que buscan sexo gratis.
      - ¿A qué te refieres?
      - A hombres que quieren follarte sin ofrecer nada a cambio.
      - ¿Quieres una transacción comercial?
     - No, pero tampoco que me usen. Igual que a ti te quieren usar de fontanero/marido a mí me quieren usar de puta gratis. Y los peores son los que te dicen que lo hacen porque son amigos tuyos. Será que tenemos un sentido distinto de la amistad.
      - Pero bueno, un abrazo siempre viene bien. Y unas caricias. Dormir abrazado a alguien...
      - No lo entiendes. La primera vez que llegué a su casa me dijo:
              - ¿Cuántas almohadas ves en la cama?
              - Una.
              - Eso significa que aquí nadie se queda a dormir.
      - Pues vaya.
      - Pues eso.
      - ¿Y tú qué quieres?
      - Que me quieran.
      - ¿Y tú?
      - También.

No hay comentarios:

Publicar un comentario